Te ofrecemos ayuda real con los incentivos disponibles

Las ayudas a la I+D+i son aquellas que en estos momentos tienen el mayor respaldo institucional y las condiciones más ventajosas.

El fin que se persigue es evitar el riesgo que supone emprender un proyecto de I+D, cuyo éxito puede ser incierto, y que dicho proyecto se va amortiguado por medio de canales ventajosos de financiación privilegiada.

La realidad nos dice que normalmente la propia compañía no está al tanto de haber realizado proyectos que encajan en los conceptos de I+D+i. De esta manera, no recurre o no aprovecha todo el potencial de estos incentivos:

  • Subvenciones o ayudas no reembolsables
  • Préstamos de interés reducido
  • Deducciones Fiscales

Por la ejecución de un plan de I+D o innovación es factible recibir deducciones fiscales aplicables sobre la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades.

De cara a poder beneficiarse con fiabilidad de este tipo de incentivos aconsejamos pedir al Ministerio de Economía y Competitividad (Dirección General de Innovación y Competitividad) un Informe Motivado, un documento que califica al proyecto como Investigación, Desarrollo o Innovación siendo vinculante para Hacienda, con lo que se tendría ya una seguridad jurídica plena.